Entrevista a Eduardo Expósito

entrevista-eduardoEduardo Expósito es un polifacético artista ubicado entre San Lorenzo y El Escorial. Apasionado del buen hacer y de la pintura, ahora quiere más y ha experimentado con la poesía. En Capital Noroeste hablamos con él sobre su reciente libro de poemas: “Ishtar, poemas y pensamientos”

-Una primera obra de un artista polifacético…

Sí, es mi primer acercamiento al arte de la poesía inspirado en su totalidad por una musa completamente real y por la vida misma. Todo un reto en el cual aún no me había dado por expresar del cual creo estar bastante satisfecho de cómo lo he abordado.

-¿Qué podemos leer en Ishtar, poemas y pensamientos?

Se puede leer en Ishtar, mejor dicho se puede sentir al adentrarte en el poemario un profundo grito a la libertad en todos los sentidos, un verdadero grito de amor, de lucha y de libertad, queriendo expresar mis más puros sentimientos, desnudándome completamente ante las adversidades de la vida.

-¿Te has sentido cómodo escribiendo poesía?

¿Cómodo? No sé si esa puede ser la palabra exacta, me he sumergido como si de un sueño se tratase, evocando a mi musa, recordando, llorando sobre el papel, pues todas las poesías que en el libro se encuentran son primeramente bocetadas sobre hojas de papel en blanco escritas a pluma y después transcritas al ordenador, y la sensación de esta nueva empresa en la que decidí sumergirme, más que comodidad me ha dado una satisfacción tal equiparable a un verdadero estado de nirvana.

-Debemos saber cómo fue el inicio de todo esto, porque tu inicio, si no me equivoco, está en la pintura…

El inicio es más que anecdótico. A mí siempre me ha encantado expresarme de manera poética evocando a la dulzura, realmente mi vocación o mi oficio es el de pintar, el de plasmar sentimientos mediante los pinceles y he ilustrado algún libro y por suerte un editor un día me llamó a mi teléfono y me comentó que si quería escribir algo para que él me lo publicara (Xavier de Tusalle) de lapicero ediciones, al que tengo que agradecer casi por completo que esta aventura se halla hecho realidad, y así como os cuento he conseguido, o creo haberlo conseguido el poder plasmar aparte de con los pinceles y el color, con la pluma y las palabras realizando a mi parecer bellas obras de arte en este poemario.

-¿Qué es Ishtar?

Ishtar era la diosa babilónica del amor y la guerra, de la vida, de la fertilidad, y en mi realidad es la musa a la que evoco casi todo el libro, una persona real a la que le debo en la mayoría todos mis sentimientos hacia ella. No una musa imaginaria, es alguien en la que me vuelco cuando pinto, cuando escribo, cuando pienso, es Ishtar la que ocupa todos mis sentimientos más bellos y quizás es también la que me hace seguir adelante, Ishtar es una personita de carne y hueso que está en mí en todo momento.

-Un libro nuevo, de un nuevo poeta y que, parece está teniendo buena acogida.

Creo que gusta, o al menos eso me comentan, no sé si por compromiso o es pura realidad, pero he intentado escribir cosas totalmente reales, sentimientos desgarradores de la vida misma, me he desnudado completamente, quizás en exceso, pero no sabría escribir otra cosa más que lo que siento y lo siento por mí no por otros, pienso que es un lenguaje cercano el que he utilizado sin hacer abuso del intelecto (quizás porque no lo tengo), algo simple para que llegara a todas las personas.

-¿Te planteas ya un nuevo libro de poesía o aún estás saboreando este?

¿Un nuevo libro de poesía? Nunca paro de escribir, nunca paro de plasmar mis sentimientos y si este poemario da los frutos necesarios, o descarto en embarcarme en uno nuevo y por supuesto es muy pronto para saber esto como me dices aún estoy saboreando el parto de este mi primer libro.

-Y ¿qué hay de la narrativa? ¿te animarás con algo?

Buena pregunta, llevo más de dos años con un libro de narrativa el cual estoy intentando pulir lo más posible antes de poder editarlo creo que eso son palabras mayores no tengo una forma de escribir muy pulida, quizás por ser demasiado novato, pero si cuento que en menos de un año podré tener en el mercado un libro de narrativa en el cual cuento las peripecias y desventuras de la vida de un joven de hoy en día el cual tiene que sortear todo tipo de aventuras cotidianas y precisamente no muy agradables en las que también tiene cabida las alegrías.