Foto de familia entre los dos conjuntos antes del encuentro. / Darío Novo

Histórica visita del Athletic Club en el centenario de la UD San Lorenzo

@DarioNovoM

Es difícil justificar en un juego como el fútbol -imposible si hay futbolistas presentes- que el resultado es lo que menos importa de un partido, lleve éste añadido lo que lleve. Pero así fue. Los veteranos del Athletic Club de Bilbao pusieron el pasado sábado la guinda del pastel de visitantes ilustres a La Herrería en uno de los actos centrales del centenario de la Unión Deportiva San Lorenzo.

Y es que pese a que La Herrería ya ha acogido las visitas del Real Madrid y Atlético de Madrid en un triangular, el paso de los bilbaínos llevó al Real Sitio un ambiente de fútbol del de antes, del de sentimiento y amistad, del que huye del VAR y el dron que quedan eclipsados por el bar y el don.

El don, con nombre propio. El de Dani Ruiz-Bazán que fue arropado por la Peña escurialense que lleva su nombre. Dani es una leyenda viva del Athletic que maravilló a comienzos y mediados de los 80. Dos Ligas, una Copa del Rey, una Supercopa de España y un subcampeonato de la UEFA, un poco antes, son su currículo.

Desde el 84, es “un faro” para la peña serrana. Así lo cuenta Juan Cristóbal, actual Presidente de la asociación que asegura no conocer toda la historia al llevar solo un año en el cargo pero sí que, en la actualidad, 31 personas forman parte de ella. Juan fue el encargado de entregar una placa a su ídolo, que “vino hace años aquí” y hay una foto que lo acredita “con el anterior Presidente”.

“Vamos a San Mamés, intentamos ir a Vallecas, vamos a todos los de la Comunidad de Madrid y a Valladolid, tenemos en ciernes el ir”, dice. Juan es el único del Athletic de su familia y achaca su afición a los genes: tuvo un abuelo vasco. El homenaje también incluyó a otro histórico del Athletic, el fisio Delgado Meco que recibió otra placa por el Secretario de la Peña. “Es que no me gusta ser protagonista, Darío, ya es bastante salir a dar la otra”.

Presentes en el acto la alcaldesa de San Lorenzo de El Escorial, Blanca Juárez, rojiblanca reconocida del otro Atleti, que recibió de manos de Dani una camiseta firmada por la actual plantilla del Club bilbaíno; Miguel Ángel Montes, concejal de Deportes de San Lorenzo de El Escorial; Diego Díaz, concejal de Juventud y portavoz socialista y el Presidente del San Lorenzo, Antonio Herranz.

Goleada

Tras el intercambio de recuerdos y ante una grada colorida, mitad rojiblanca, mitad local, en una tarde desapacible, el partido. Un encuentro con la presencia de grandes nombres históricos vascos como Julen Guerrero, Imanol Etxeberría, Ismael Urtubi, Agirre, Javi Casas, Javi Katxorro o David Gallo.

El resultado fue abultado para los visitantes, 1-6, con goles de Amezaga, J. Casas, Uriona, Agirregomezkorta, R. Guerrero y Katxorro mientras que el único tanto local fue obra de Lolo. Los veteranos del Athletic, a excepción de Dani, hicieron noche en la sierra y, como en los viejos tiempos, partieron al día siguiente en autobús de regreso al País Vasco. Ruiz-Bazán no pernoctó porque el domingo tenía que contar en la radio el derbi ante el Eibar que acabó en empate.

En el Tiempo de Juego de la COPE, Paco González preguntó que a quién le sonaban tantos mensajes en directo. Dani se hizo cargo y explicó que sus veteranos volvían de la sierra en ese momento. El San Lorenzo no pudo con los veteranos del Athletic y el Athletic no pudo con el Eibar. Los autógrafos de Etxeberría, las fotos con Julen Guerrero (“de pequeña me volvía loca, pero no tengo edad ahora para pedirle un selfi” me dijo una amiga periodista), los álbumes de cromos que volaban por la grada, las chapelas, las sonrisas de los jugadores gurriatos que batieron cobre en campos de mala muerte y, años después, se enfrentan a sus ídolos, los niños que buscaban gente a la que tendrán que buscar en Youtube, el Monasterio, el nuevo césped, la lluvia. ¿Ven? Nada dependió del resultado.

Darío Novo

Hablo en la radio y escribo en WordPad.